¿Cómo seguir aprendiendo en tiempos del coronavirus?

Mercedes del Pilar Varas Castillo

Juan Carlos Dianderas

Consultores en Educación Internacional

BIENESTAR ESCOLAR

Las actuales circunstancias de suspensión de clases en los colegios, debido al aislamiento social obligatorio nos enseña a adaptarnos a una nueva realidad. En este sentido, tanto, alumnos, padres de familia y directivos nos encontramos en un aprendizaje continuo y de procesos de adaptación.

Esto nos invita a proponer algunas recomendaciones para continuar educando. Entonces, se sugiere tomar en consideración los siguientes aspectos descritos línea siguientes, dado que debemos asegurar que las competencias señaladas en el currículo se cumplan, y, adicionalmente, que la metodología sea formativa, participativa y colaborativa.

Determinar lo que se desea que el alumno aprenda:

Esto nos exige replantear la estrategia y metodología que teníamos planeado hacer en la escuela para lograr aprendizajes efectivos porque hoy todo cambió, y, el fin que seguimos persiguiendo es que el alumno aprenda, con el acompañamiento del profesor. Entonces, primero debemos entender que no va a ser posible enseñar lo mismo y de la misma manera a como se venía realizando de manera presencial. Es necesario ser prudentes con las actividades que se le pida al alumno hacer en el día a día, las cuales deben tener un propósito claro, que le permitan el desarrollo de competencias, las cuales los ayuden a analizar, sintetizar, reflexionar y conectar con la realidad.

Establecer un horario para el aprendizaje:

Las actividades a distancia deben tener un tiempo prudente. Si los profesores no coordinan la duración de la tarea, ni brindan indicaciones claras, muchos estudiantes podrían pasar horas de trabajo improductivo sin saber qué hacer ni tampoco aprender. Esto podría generar frustración al no poder resolverlos, por ello, se propone pensar también en nuestros estudiantes con dificultades de aprendizaje y tener en cuenta una dosificación real de permanencia frente a una computadora, no se puede pretender tenerlos en el mismo número de horas que en el colegio. Es recomendable elaborar un planificador no solo con los horarios de las clases virtuales sino con las evidencias a presentar.

Buscar espacios de interactividad y comunicación:

Un estudiante necesita hacer preguntas y que le clarifiquen las ideas. Si no encuentra respuestas, esto conduce a la desmotivación y anula el aprendizaje. La conexión del profesor con los estudiantes es muy importante y lograr que los estudiantes hagan preguntas es aún todo un reto. Estos espacios de ́Pregúntale a tu profesor ́ en aulas virtuales grupales e individuales son esenciales para la retroalimentación y las consultas; recordemos que aprendemos de las preguntas que hacen los demás. El apoyo y acompañamiento no solo debe darse por los aspectos académicos y formativos, este espacio debe brindar apoyo emocional.

Establecer las normas:

Incluye los procedimientos y expectativas desde el comienzo, la gestión de clase sigue siendo responsabilidad del profesor. Las indicaciones deben ser claras, y si no son entendidas, dar oportunidad de clarificarlas. Es importante trabajar las condiciones de ingreso al aula virtual junto a los estudiantes, brindar orientaciones de cómo participar, preguntar, escuchar al compañero y en qué momento puedo abandonar la sesión. Tener en cuenta la presentación personal del estudiante y trabajar hábitos es importante, no se exigirá el uniforme, pero tampoco el uso de ropa inadecuada, los retos debemos convertirlos en oportunidades.

Ser flexibles:

No podemos aplicar evaluaciones y calificar resultados si no conocemos las condiciones de estudio de que dispone cada estudiante; debemos así mismo tener en cuenta sus habilidades usando las Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC). La realidad de cada estudiante es diferente. ¿Qué pasaría si a un estudiante le encargan una tarea en excel usando tablas dinámicas, y en el colegio no le han enseñado como hacerlo? ¿Qué pasa si el estudiante o el profesor no tiene acceso a la Internet? ¿Qué pasa si la familia solo cuenta con una computadora y todos los hijos al mismo tiempo tienen que trabajar? Tenemos que mostrar flexibilidad y mantener la mente abierta a estas realidades.

Usar las TIC:

La gran mayoría de colegios en el Perú no cuentan con la infraestructura tecnológica necesaria, ni la capacitación suficiente de los profesores para usarla. Para aquellos que sí tienen este acceso, existen muchas herramientas para producir videos sencillos, donde se pueden explicar conceptos y hacer uso de herramientas gratuitas como YouTube, Google Classroom, Hangouts, DUO, Zoom, Canvas Student, BlueJeans, etcétera. Microsoft y la UNESCO también tienen varias herramientas al igual que múltiples sitios web que están disponibles; por tanto, los debemos tratar de usar y mejorar el trabajo virtual. Si utilizas algo que funciona compártelo, estos son momentos para compartir las experiencias exitosas.